miércoles

Siempre me había manifestado contra la indiferencia. Me asustaban las personas indiferentes que andan por la vida sin que les importe nada ni nadie. Pasivas. Estatuas andantes. Que no viven, no sienten, no respiran...
¿Y si me he vuelto tan indiferente que no soy capaz ni de llorar?
¿Tan soberbia? Que es incapaz de pedir ayuda o perdón...

¿En qué me he convertido?

A lo mejor lo que me pasa es que yo también estoy mal y un ser ten egoista, no te has dado ni cuenta.
¿O a caso también te ha picado el mosquito de la indiferencia?

¡Mierda! Puto mundo de locos.

3 comentarios:

Nicir dijo...

mundo de locos.. Demasiada gente loca hay por el mundo, ^^ supongo que tiene que haber de todo ;)

besos desde francia

naylah© dijo...

Em... hola? Desde cuando somos gemelas? O.O

Creeme, sé a lo que te refieres.
Pero no, no creo que seas indiferente. No puedes ser indiferente si sabes que estás mal, lo que pasa es que la indiferencia de otros se expande y sus brazos pueden llegar a alcanzarte.

No dejes que ocurra. Y si no logras conseguir que esa persona reaccione, que se de cuenta de tu situación... igual la tan alta estima que tenías en ella no es merecida.

O tal vez no sea más que una ilusión. Mundo de locos...

Espero que esa persona se dé cuenta ahora y dirija su mirada hacia ti. Lo espero de veras.

Un beso!*

Laura dijo...

:)
gracias a las dos ^^