domingo

Vamos a enterrar el castillo donde la pareja feliz creyó que vivían un happy ever after.
Mi principe me salvó, pero quedan 15 minutos para las doce y él está encerrado entre los brazos de una bruja de ojos salmón.
Corrí, no sé bien porque, dentro del bosque. Y en vez de ver hadas, elfos y ninfas, solo lobos, monstruos y trolls.



Ojala que todo fuese al revés
Y encontrar el camino de baldosas amarillas
como guía un conejor histérico y su gran reloj marcando mis minutos con su TIC-Toc.
Y tomar el té debajo del mar y peinarme el pelo con un tenedor.


2 comentarios:

Nicir dijo...

Joer... Cuantas veces habré visto yo este vodeoclip -unas 100.- y escuchado la cancion -unas 1000.-

Me encantaa *o*

Saludos Franceses!!

Yipi dijo...

Es muy buena esa canción :D
Saludos!